27 de Julio de 2022
Noticia

Preparación de almácigos para la Huerta Primavera – Verano

Junio y julio son los meses ideales para planificar la huerta de primavera verano y empezar a armar los almácigos de algunas especies como tomate, pimiento y berenjena

Compartir
+A -A
Autores
,
Edición: Área de Comunicación EEA INTA Anguil

¿Qué es un almácigo?

 

Es un recipiente acondicionado para colocar las semillas con el fin de producir su germinación y posterior crecimiento del plantin, hasta el momento del trasplante.

 

Conocer la especie a sembrar es el primer paso a considerar, ya que hay plantas “de raíz o bulbo” como la zanahoria, el rabanito y el ajo, las cuales no son aptas para el trasplante y deben iniciarse por siembra directa. En cambio hay plantas “de hoja o fruto” que son aptas para el trasplante, y son a las que prestaremos atención.

 

El recipiente debe de ser de al menos 5 o 6 centímetros de profundidad, relativamente impermeable y debe tener agujeros en la base para el drenaje del agua.

 

Pueden ser contenedores individuales para una sola semilla, o pueden ser de mayor tamaño para varias semillas.

 

 

Los beneficios de realizar almácigos son:

 

- Permite adelantar la fecha de siembra: cultivos de primavera podemos sembrarlos en invierno (cuando las temperaturas aún son frías) y trasplantarlos unas semanas después.

 

- Al utilizarse recipientes pequeños, ocupan poco espacio y se lo puede tener en un clima más propicio para germinar. 

 

- Favorecer la germinación de las semillas, por control tanto de la temperatura como de la humedad.

 

- Aprovechar el espacio de la huerta mientras la planta se desarrolla en el almácigo.

 

- Cultivar variedades locales y de producción propia, es decir, permite elegir qué sembrar.

 

Los almácigos que se encuentran en el mercado se conocen como bandejas de siembra, “speelding”, hay de diferentes números y tamaños de celdas.

 

Otra opción es utilizar almácigos con materiales reciclados, por ejemplo, uno de los recipientes más sencillos de conseguir y a la vez más prácticos, son los maples de huevos, vasos de yogur, botellas de plástico, lo ideal es cortar sus bases, o abrirlas por la mitad longitudinalmente.

 

También se pueden usar cáscaras de huevo, que son una excelente opción de abono natural, aparte de permitir que se planten en tierra directamente. A los huevos se los debe abrir por la parte de arriba, enjuagarlos bien y dejar secar. Con ayuda de un punzón o aguja gruesa, realizar los agujeros de drenaje, este es un paso muy delicado.

 

Otra posibilidad es reutilizar rollos o tubos de cartón, ya sea de cocina o baño, se cortan los rollos a 2 centímetros de altura, en uno de los extremos, luego se doblan los fragmentos de papel hacia dentro, para finalmente obtener una maceta pequeña, tener en cuenta que el cartón se humedece fácilmente por lo cual se pueden colocar sobre un recipiente que facilite el traslado al momento del trasplante.

 

Por último, se recomienda el uso de cajones de fruta, previamente forrados con un nylon.

 

 

Consideraciones del almácigo

 

- Lavar bien el recipiente.

 

- Hacer los agujeros de drenaje en la base de cada vasito o recipiente. Es mejor hacer varios y no solo uno, pero tampoco excederse.

 

- Rellenar con el sustrato de siembra, el cual se consigue preparado o se puede armar: una parte de humus de lombriz y una parte de perlita y vermiculita, estas proporciones resultan en un sustrato rico en nutrientes, muy ligero, suelto y aireado, con un excelente drenaje. En el caso de recipientes grandes, se recomienda preparar la tierra para rellenar: mezclar 1 parte de tierra o abono orgánico, 1 parte de arena y 1 parte de humus de lombriz.

 

- Tener en cuenta la profundidad de la semilla, tapar y regar.

 

- Ubicar el almácigo en un lugar donde la temperatura sea lo más estable posible y la luz llegue de manera homogénea.

 

 

Asimismo, durante estos meses se puede cosechar lechuga, espinaca, acelga y zanahoria, sembradas durante el mes de febrero y marzo. Es por eso que es muy importante llevar una buena planificación de la huerta, espaciando las siembras cada 10-15 días, en base al calendario de siembra local, para tener producción constante durante todo el año, y evitar que todos los frutos y cultivos maduren juntos.

 

Para ampliar la información, pueden ingresar a un tutorial para la siembra de almácigos: Video en Página de Facebook “ProHuerta La Pampa”

 

 

 

Para más información:

huespe.daiana@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • La Pampa
    • General Acha
Personas mencionadas: