26 de Abril de 2022
Noticia

Darío Castro: Historia de una Huerta Agroecológica que promueve la Inclusión

El encargado del Espacio de Huerta del CIM (Centro de Inclusión Municipal) Las Artes de Santa Rosa relata en este artículo su experiencia en la institución, a la que concurren diariamente personas con discapacidades para aprender aspectos de producción hortícola y compartir momentos de esparcimiento

Compartir
+A -A
Autores
,
Edición: Área de Comunicación EEA INTA Anguil

La Extensión Rural promueve la generación de vínculos con instituciones y personas de diversos sectores. Desde hace varios años la Agencia de Extensión Rural INTA Santa Rosa viene trabajando con la Municipalidad de la ciudad de Santa Rosa, a través del programa ProHuerta. En su mayoría, las acciones se han realizada junto al CIM (Centro de Inclusión Municipal) Las Artes. En esta entrevista con el responsable técnico del espacio institucional, Darío Castro, nos contó su experiencia en estos años de trabajo.

 

Presentación: Me llamo Darío Castro tengo 48 años, trabajo en el CIM Las Artes que pertenece a la municipalidad de Santa Rosa en donde asisten unas 15 personas con discapacidad mental moderada.

 

¿Qué actividades realizan en el CIM Las Artes?

 

Las actividades que regularmente realizamos son el taller de huerta, taller de plantas aromáticas, y de carpintería. Durante 4 años también participamos en Juntos a La Par con Espacio INTA, un programa radial que salía por Radio Municipal Santa Rosa 94.7 FM.

 

¿Desde cuándo conoces el programa ProHuerta, y que experiencias han realizado y realizan a partir de ese vínculo?

 

Lo conozco desde el 2009, cuando iniciamos el Centro de Inclusión Las Artes con una pequeña huerta. Luego con el paso de los años me integré al programa, colaborando como promotor voluntario. Con la producción de huerta nos permite llegar a cada una de las familias de los asistentes al centro y algunos vecinos con los que compartimos las hortalizas, pudiendo cada uno realizar su huerta también en sus domicilios.

 

¿Qué significa para vos el CIM Las Artes?

 

Para mí es como mi segunda casa, le he puesto muchas horas de trabajo a este lugar, lo iniciamos de la nada misma en dónde solo era campo. Y comenzamos de a poquito junto a los asistentes y talleristas (María Pereira, Selva Córdova, Gustavo Zolecio, Alejandro Gonzalez, Marcelo Cejas, Adrián Ordoñez, y otros) a darle forma.

 

Por eso digo siempre ellos son el motor de todo esto y han sido quienes trabajaron e hicieron su aporte para que sea un lindo lugar. Hoy podemos decir que es un centro modelo en su tipo gracias al esfuerzo de todos los que trabajamos y los que asisten a este lugar.

 

Un gran desafío fue armar un invernadero de 400 m2, aproximadamente, con recolección de agua de lluvia para mejorar la calidad del agua de riego del sistema presurizado y por goteo. Este proyecto se logró gracias al programa ProHuerta a través de sus “Proyectos Especiales”, en 2017 y tuvimos la suerte de inaugurarlo en la primavera del año 2018. La idea siempre fue mejorar la infraestructura para tener un espacio accesible y mejorar el bienestar de quienes asisten al centro, que se sintieran más cómodos.

 

Hoy estamos proyectando armar un invernadero más de 100 m2 para trabajar en la multiplicación de plantas aromáticas específicamente y el grande destinarlo para producción de hortalizas. Además, agregar la producción de plantas ornamentales nativas que hace el INTA a través de su Instituto de Floricultura en Castelar.

 

A futuro planeamos ampliar el parque de especies aromáticas para poder recibir escuelas y otras instituciones e invitar a recorrer las instalaciones del centro para mostrar el trabajo que aquí se realiza.

 

¿Qué otras articulaciones han desarrollado?

 

Trabajamos con estudiantes de la facultad de Agronomía de la UNLPam con las prácticas comunitarias solidarias, también con estudiantes de la carrera de Turismo. Desde la Facultad de Exactas y Naturales, docentes de Química brindaron capacitaciones sobre aceites esenciales, y compartimos capacitaciones con la Biblioteca Teresa Perez, junto a otras instituciones, al INTA y la Agencia INTA Santa Rosa.

 

En fin, muchas articulaciones se fueron dando a partir del vínculo mismo con el INTA, tuvimos la posibilidad de generar capacitaciones abiertas a la comunidad desde el CIM, con entrega de semilla de temporada para la huerta, muchas con acerca de multiplicación de especies aromáticas.

 

Pudimos asistir contando nuestra experiencia de trabajo de inclusión en una jornada nacional de aromáticas en San Luis, y además durante la pandemia también participamos en un conversatorio sobre comunicación accesible.

 

En el último tiempo estamos evaluando cultivo de azafrán, en una evaluación en conjunto con la Facultad de Agronomía de la UNLPam, la Agencia INTA Santa Rosa y el INTA La Consulta que nos provee del material.

 

Despedimos a Darío y le agradecemos por su compromiso y dedicación en un espacio central para Santa Rosa. Luego de las restricciones por la pandemia de Covid-19, el CIM volvió a funcionar y abrir sus puertas a las personas con discapacidad, que día a día lo visitan para aprender aspectos de producción hortícola y compartir momentos de esparcimiento. Sin duda el CIM es un lugar muy significativo para todos/as sus asistentes.

 

 

 

Para más información:

melis.alejandro@inta.gob.ar

Referencias

Localización geográfica:
    • Argentina
    • La Pampa
    • Ciudad de Santa Rosa
Personas mencionadas: